PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA AVDM

Hace poco más de cuatro décadas la Asociación Venezolana de Derecho Marítimo (AVDM) asumió el compromiso de velar por el estudio, desarrollo, reforma y divulgación del Derecho Marítimo en nuestro país, así como prestar su concurso de la manera más amplia en el fomento y desarrollo del sector acuático nacional y de las políticas acuáticas del Estado, incluido el establecimiento y fomento del arbitraje marítimo. Esos son los objetivos asignados por los estatutos fundacionales, y en función de los cuales los diferentes Comités Ejecutivos a los que ha correspondido su conducción, en mayor o menor grado, se han ceñido. 

De aquella fecha para acá podemos sentirnos satisfechos con el trabajo realizado, pues con excepción del arbitraje, área en la que aún hay muchas tareas pendientes, la AVDM ha jugado papel relevante en el estudio y promoción de esta disciplina, por una parte;  y, por la otra, en el fomento de la legislación acuática nacional. Lo primero, a través de la organización de innumerables seminarios, foros y congresos en el que se han abordado infinidad de tópicos dirigidos tanto a quienes hacen vida dentro del sector como a los estudiantes, así como las numerosas  ediciones de la REVISTA DE DERECHO MARÍTIMO, cuyo primer número fue lanzado en 1980, y libros de extraordinaria calidad (como institución promovente o co-patrocinante), dando forma a un corpus doctrinario que reafirma el aporte de nuestra Asociación a la difusión y conocimiento de esta disciplina. Lo segundo, puesto de manifiesto de manera palpable con la activa participación que asumió la Asociación, durante el proceso de elaboración del llamado paquete de leyes acuáticas (2000-2001), que permitió a Venezuela contar en la actualidad con una moderna legislación, haciendo presencia, además, en el Consejo Nacional de los Espacios Acuáticos con miembro principal. 

Es importante recordar que nuestra Asociación está afiliada al Comité Marítimo Internacional (CMI), centenaria organización con sede en Bélgica, que agrupa a abogados expertos alrededor del mundo y sirve de ente consultivo a organismos intergubernamentales con gran influencia en el negocio marítimo, lo que constituye un importantísimo vínculo a nivel internacional, fundamental para el comercio exterior. Lo anterior nos mantiene actualizados respecto de los avances y cambios que vienen ocurriendo, de hecho algunos de nuestros miembros, lo son del CMI en su condición de Miembros Titulares, en reconocimiento a sus aportes personales al derecho marítimo. Los referidos logros han sido producto algunos de iniciativas nacidas en el seno de nuestra institución pero también, justo es reconocerlo, posible gracias a la cooperación existente con otras corporaciones como la Academia de Ciencias Políticas y Sociales y la Rama Venezolana del Instituto Iberoamericano de Derecho Marítimo, lo que pone de manifiesto la importancia del trabajo mancomunado.  

  

No pretende la AVDM, sin embargo, invadir la esfera de actuación de los establecimientos educativos a quienes corresponde naturalmente el diseño de los distintos cursos y contenidos programáticos. Si eso ha ocurrido es consecuencia de la ausencia de ofertas académicas o las deficiencias que estas presentan. Habría que recordar, y queremos insistir en este punto, que la Asociación reúne lo más granado de los docentes a nivel nacional, preparados algunos en las mejores universidades extranjeras y otros en universidades nacionales, quienes reúnen la formación académica y la experiencia práctica y profesional, fundamentales para impartir la enseñanza de esta dinámica disciplina, docentes que en su mayoría han enseñado y enseñan en la Universidad Marítima del Caribe y la Universidad Central de Venezuela, los dos centros educativos que a la fecha ofrecen especializaciones en derecho marítimo. Se trata de un recurso humano que no puede ser desaprovechado, especialmente, en las actuales circunstancias económicas que vive el país y las adversidades producto de la pandemia que enfrentamos. Con todo y eso, no deja de preocupar a la ADVM la ausencia de ofertas académicas en el interior del país. 

Teniendo lo antes dicho como marco referencial, se entenderá  el particular interés que reviste para la AVDM el promover este I FORO VIRTUAL PANHISPÁNICO SOBRE LA ENSEÑANZA DEL DERECHO MARÍTIMO, el cual brinda una oportunidad de excepción para intercambiar ideas sobre las ofertas existentes, experiencias, necesidades y formas de cooperación con importantes centros educativos y reconocidos profesores del área, que no es poca cosa, lo que indudablemente redundará en planes de gran trascendencia hoy factibles, además, habida cuenta las posibilidades que nos abre la educación a distancia y las modernas plataformas virtuales. 

José Alfredo Sabatino Pizzolante

AVISO LEGAL

© ASOCIACION VENEZOLANA DE DERECHO MARITIMO

Programador: JUALPEAC